Home Artículos para Educadores Prevención de las disgrafías escolares: una necesidad de la escuela actual, para la atención a la diversidad

Síguenos en Facebook

Menú Principal

¿Quién está en línea?

Tenemos 25 invitados conectado
Prevención de las disgrafías escolares: una necesidad de la escuela actual, para la atención a la diversidad PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 47
MaloBueno 
Dra. C. Maria del Carmen Santos Fabelo
Universidad Pedagógica “Felix Varela”. Villa Clara. Cuba

 

Haz click aquí si quieres compartir esta página en Facebook  
 

Como maestros sabemos y no necesitamos del estudio pormenorizado de las estadísticas, que uno de los grandes fracasos en la etapa escolar, es el aprendizaje de la lectura y escritura y también como maestros conocemos, ya sea por experiencias propias, o por el contacto diario con los compañeros, del sentimiento de angustia e impotencia del maestro de primer grado, cuando se va enfrentando a ese fracaso, que por supuesto, implica también el suyo.

El aprendizaje de la escritura es hoy un reto para la educación mundial, ya que constituye una de las adquisiciones que determinan, no solo el rendimiento escolar futuro, sino en general, el desenvolvimiento de las personas en la sociedad actual. Es por ello que realizar un trabajo con enfoque preventivo que garantice el desarrollo exitoso de estos procesos básicos resultarían imprescindible para la prevención de futuras alteraciones, tomando como base los postulados de A. Gessell, J. Piaget, L. S. Vigotsky, A. R. Luria, C. Coll, Rodríguez y López Hurtado entre otros.

Para el Programa de Acción Mundial (PAM) (1982) la prevención: es la adopción de medidas encaminadas a impedir que se produzcan deficiencias físicas, mentales y sensoriales o a impedir que las deficiencias cuando se han producido, tengan consecuencias físicas, mentales y sensoriales negativas. Entiéndase por consecuencias negativas, regida por los principios básicos siguientes:

  • Principio de la identificación y atención precoz a grupos de riesgo, (retardo en el desarrollo psíquico e insuficiencias y desviaciones en el desarrollo físico, sensorial  y o intelectual).
  • Principio del carácter sistemático de la intervención y el seguimiento.
  • Principio del carácter dialógico,  de la decisión y la acción preventiva.
  • Principio del enfoque ecológico.

 
La inclusión del trabajo preventivo en todas las enseñanzas, como elementos activos en la ejecución de sus acciones, expresa la necesidad de lograr un alto nivel de vinculación entre la creación de estrategias conjuntas y la elaboración, aplicación y control de programas de intervención que respondan a los fines concretos para los que han sido elaborados.

Nos parece obvio destacar la significación del tema para profesionales vinculados al proceso pedagógico de niños con necesidades educativas especiales en la comunicación escrita, pues hoy se enfrenta el reto de lograr elevar la actividad de estudio al rango de actividad rectora, por lo que el personal pedagógico debe en aras de optimizar las potencialidades de cada educando estructurar currículos que sean verdaderas guías de acción educativa y preventiva para la atención a la diversidad.

El profesor Rodríguez Gil señala que se exige de factores necesarios en la prevención de las dificultades en la lecto-escritura, ellos son:

  • Lenguaje
  • Desarrollo psicomotriz
  • Predominancia lateral
  • Desarrollo perceptivo adecuado
  • Factores emocionales

El proceso de aprendizaje de la lectura y la escritura tiene lugar a partir de una serie de premisas básicas, razón por la cual desde las etapas precedentes debe realizarse un trabajo preventivo que garantice el desarrollo de un equilibrio emocional, armonía entre las diferentes formas de estrategia lingüística (socio lingüística, discursiva y estratégica) para facilitar el acceso a los códigos de las distintas etapas de aprendizaje (logográfica, alfabética y ortográfica).

 

Detección, diagnóstico y atención de los niños con necesidades educativas especiales en la escritura para la prevención de las disgrafias escolares

La nueva pedagogía debe centrar su atención en la actividad del niño como ente activo en el proceso de aprendizaje, desde una perspectiva abierta y dinámica, en la búsqueda de soluciones a las interrogantes que se plantean a la realidad y a través de las cuales va modificando su pensamiento y su mundo interior. El niño debe ser centro y eje de su propio aprendizaje. La lectura y la escritura tienen que ser para el niño herramientas que lo ayuden a formarse como un ser autónomo. El maestro no debe olvidar que la escritura se perfecciona en la medida que se utilizan y producen placer porque dan poder para crear de forma permanente y comunicativa.

Los trastornos de la escritura afectan dos procesos básicos de simbolización: el primero hace referencia a la utilización de los fonemas como símbolos auditivos de carácter convencional, el segundo se relaciona con el uso de los signos gráficos, grafemas o letras correspondientes a los fonemas. Pero la escritura implica un tercer proceso de carácter práxico que lleva a cabo el individuo cuando realiza el trazado de los signos gráficos. Este tercer proceso, de tipo motor, que se desarrolla paulatinamente a medida que el niño progresa en su vida escolar al afectarse provoca disgrafias, aspecto al que nos referiremos a continuación.

Las disgrafias han sido conceptualizadas por diferentes autores, entre ellos: Weiner (1971) define la disgrafia: “como la dificultad que experimenta el estudiante para recordar cómo se forman determinadas letras”. Dale A. Jordan (1980) define la disgrafia: “inhabilidad para el manejo de la escritura”. Portellano Pérez en 1985 define la disgrafia “como dificultades en las destrezas motoras”. María Dueñas (1987): “dificultad para consignar por escrito los pensamientos”. Rosa Ma. Rives Torres (1996) define la disgrafia “como un trastorno de tipo funcional que afecta la escritura del sujeto”.

Después de un análisis de los conceptos de disgrafías manejados en algunos países del mundo, donde se ha priorizado esta línea investigativa, nos afiliamos a los criterios de Portellano Pérez (1985), sin embargo, por las características específicas de nuestra experiencia a partir del año 1997 hasta Julio del 2000 los niños investigados presentan determinadas características que apuntan hacia un trastorno en la escritura que tiene trascendencia perceptivo motriz, psicológica y pedagógica. Ellas son: dificultades en el análisis fónico, en la coordinación viso-motora, en la percepción de la forma y tamaño, en la pronunciación, en la atención auditiva y procesos fonemáticos, en la orientación temporo-espacial, en la motricidad fina que impliquen movimientos, que exijan de sus habilidades motrices pertinentes (caminar con un solo pie, por una línea recta en el suelo, movimientos disociados de brazo-hombro y mano-muñeca), dificultades en el uso coordinado de mano-ojo para su ejecución, en recortado y rasgado de contorno, inmadurez en la coordinación visomotora y en la percepción analítica que afectan el proceso de recepción y diferenciación de sonidos. Psicológicas: inadecuada motivación por la escritura, pobre independencia valorativa para reconocer su progreso o sus dificultades, problemas en la atención y concentración, tendencia a la distractibilidad y fatiga en el desarrollo de las actividades. Pedagógicas: deficiente orientación del proceso de adquisición de destrezas motoras, deficiente orientación metodológica en el trazado de los rasgos, pobre atención individualizada al alumno, deficiente preparación del niño en el grado preescolar.

Tomando en consideración todas las características anteriormente relacionadas y que fueron determinadas a partir de nuestra experiencia con una muestra de niños en la región de Villa Clara, fue posible reelaborar el concepto de disgrafia escolar.

Disgrafia escolar: trastorno en la forma del trazado de los signos gráficos de carácter perceptivo-motriz que afecta la calidad gráfica de la escritura y es, generalmente, de etiología funcional.

A pesar de que a lo largo de la revisión bibliográfica en la literatura relacionada con este tema se ha puesto de manifiesto la relevancia de los factores perceptivo-motrices en la intervención de la disgrafia (Picq y Vayer, 1977), Ajuria Guerra, 1983, Portellano Pérez, 1985; Linares, 1993) en la práctica no siempre se han seguido, ni los métodos adecuados, ni las exigencias pedagógicas correctas para la prevención de las posibles dificultades en la escritura. Es por ello que se impone como algo muy importante en la enseñanza del niño con retardo en el desarrollo psíquico, cambios novedosos y creativos en el aprendizaje de la escritura, de lo contrario, estos niños se convertirían en canteras directas a padecer la disgrafia escolar.

En Cuba, uno de los problemas de mayor actualidad en la Educación Especial es el referido a elaborar programas de atención primaria, los cuales deben comenzar lo más tempranamente posible, para esto es imprescindible hacer una evaluación de las causas que dan origen a las dificultades que presentan los niños para aprender y valorar el pronóstico de los mismos, de modo que se pueda dar el tratamiento oportuno. En esto un papel importante lo juegan los equipos multidisciplinarios en los Centros de Diagnóstico y Orientación de Educación Especial. En la década del 80 los investigadores del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas (ICCP) elaboraron el programa "Educa a tu hijo" para la familia, orientado al desarrollo integral del niño, dirigidos por la Dra. Siverio Gómez y con la participación de López Hurtado y un colectivo de autores del MINED, así como planes y programas de estudio de la enseñanza general y especial, como parte del trabajo dirigido al perfeccionamiento continuo del Sistema Nacional de Educación.

En el CELAEE los profesores Rodríguez y Ojito han realizado labor preventiva de las dificultades en el aprendizaje de la lectura y escritura a través de programas interventivos. En Villa Clara, Herrera y Santos han elaborado programas de intervención a niños con dificultades para aprender en el 1ro y 2do. ciclos de la enseñanza especial involucrando a los padres en actividades que propicien su desarrollo psicológico y social. En el Instituto Superior Pedagógico ISP "Félix Varela" Borges, Yera, Santos y otros han elaborado programas de estimulación para el desarrollo del lenguaje en niños de edad preescolar. En Salud Pública, se realizan programas de estimulación temprana en los hospitales maternos y pediátricos en equipos integrados por fisiatras, defectólogos, psicólogos y pedagogos. El Dr. Veitía en el Hospital Infantil “José Luis Miranda”, de Santa Clara, realiza una intensa labor con propuestas de programas clínicos.

Este trabajo persigue modestamente, contribuir a la búsqueda de soluciones en la enseñanza para el desarrollo del lenguaje escrito de los niños con dificultades para aprender, a través de la propuesta de un programa de intervención de carácter psicopedagógico que permita prevenir la aparición de las disgrafias escolares donde participen e interactúen, de forma activa y consciente, el niño, la escuela y la familia.

El programa tiene como sustento filosófico, las ideas materialistas-dialécticas, el ideario pedagógico martiano y los paradigmas de la escuela neuropsicológica de A. R. Luria y la Escuela sociohistórico cultural de L. S. Vigotsky, los cuales plantean, en apretada síntesis, que la educación especial debe tener presente el desarrollo del niño, sus limitaciones, tipo de trastorno y sus potencialidades de desarrollo, de manera que plantee tareas y exigencias que les resulten posible lograr, a través de sus actividades y su esfuerzo.

El Programa Psicopedagógico consiste en un sistema de acciones didáctico metodológicas para la escritura, establecidas a partir de la interacción de las dimensiones: percepción analítica, orientación temporoespacial, lenguaje oral y lenguaje escrito para el niño y orientaciones al maestro y la familia, que coadyuve a la prevención de las disgrafias escolares y la adopción de acciones dirigidas al desarrollo de los factores perceptivo-motrices, motivacionales y psicológicos que garanticen la adquisición de la escritura correcta que expresados en:

  • Trazos y enlaces regulares, precisos y continuos.
  • Orientación temporoespacial, en su propio cuerpo, en el medio externo y en el plano, estableciendo las relaciones entre ellos.
  • Reconocimiento de figuras, letras cursivas y de imprenta, mayúsculas y minúsculas, según la muestra dada.
  • Tamaño adecuado de las letras.
  • Copia de letras cursivas y de imprenta, mayúsculas y minúsculas.
  • Transcripción de letras cursivas y de imprenta, mayúsculas y minúsculas.
  • Escritura al dictado de letras cursivas, mayúsculas y minúsculas.
  • Escritura al dictado de sílabas.
  • Escritura al dictado de palabras.
  • Escritura al dictado de oraciones sencillas, manteniendo la distancia entre las palabras que componen la oración, que permitan una correcta interrelación entre los factores perceptivo motrices que garanticen una escritura correcta y la integración del niño a la enseñanza.

Entre otros elementos que conforman el programa.

 

Requisitos para la elaboración del programa

El programa psicopedagógico:

  1. Posee una justificación: en la nota que se le brinda al maestro, en la introducción donde se concientiza al personal pedagógico para enfrentar el reto de lograr elevar la actividad de estudio al rango de actividad rectora, así como estructurar currículos que sean verdaderas guías de acción educativa y permitan prevenir desde edades tempranas, las necesidades educativas especiales en la escritura.
  2. Está dirigido a una población específica: a niños de primer grado con Retardo en el Desarrollo Psíquico y de la enseñanza general, que presenten necesidades educativas especiales en la escritura.
  3. Tiene un objetivo concreto: prevenir la aparición de las disgrafias escolares, en niños con retardo en el desarrollo psíquico que cursan primer grado y responde a la necesidad de utilizar el trabajo preventivo, con enfoque psicopedagógico integral como vía para elevar los resultados del aprendizaje de la escritura.
  4. Evaluación inicial del programa: este requisito se cumple, pues se parte de la aplicación de la batería diagnóstica inicial para evaluar el nivel de desarrollo perceptivo motriz en niños de primer grado al finalizar la etapa de aprestamiento y determinar posibilidades y necesidades educativas especiales en la escritura.
  5. Selección de áreas que requiere de la intervención: percepción analítica, orientación temporoespacial, lenguaje oral y lenguaje escrito.
  6. Posee una estructura organizativa: orientaciones metodológicas para la aplicación y evaluación del diagnóstico perceptivo motriz y motivacional en niños con RDP, orientaciones especiales al maestro antes de orientar al niño en el pautado, indicaciones metodológicas para el trabajo con los rasgos a través de rimas e historietas, sugerencias para el trabajo a realizar con las grafías con parecido óptico, orientaciones metodológicas contenidas en el cuaderno de trabajo “Aprende Conmigo” y orientaciones a la familia para apoyar el trabajo preventivo con las disgrafias escolares, seguimiento y control de las actividades y observaciones del maestro.
  7. Recursos y apoyos del programa: Personal pedagógico y padres.
  8. Evaluación: aplicación de la batería diagnóstica, antes y después de aplicado el programa psicopedagógico y prueba pedagógica para comprobar la prevención de las disgrafias escolares.
 
Técnicas utilizadas en el programa psicopedagógico

Se utilizó la batería diagnóstica inicial para evaluar el nivel de desarrollo perceptivo motriz y motivacional y motivacional con que el niño se enfrenta al aprendizaje de la escritura al finalizar la etapa de aprestamiento y esta misma batería diagnóstica final, para evaluar el nivel de desarrollo perceptivo motriz con el cual el niño culmina el primer grado, que permita la prevención de la disgrafia escolar.

 

Exigencias del programa psicopedagógico

El programa está especialmente conformado por tareas de carácter psicopedagógico, en las cuales se contempla la gran importancia que tiene considerar la unidad de lo afectivo y cognitivo en el proceso de enseñanza-aprendizaje. El maestro debe seguir todas las indicaciones del método empleado y estar atento, sobre todo, en la etapa  de adquisición y ejercitación y consolidación a la variedad de ejercicios que se proponen para conocer los rasgos que componen las letras, dónde y cómo comenzar el primer rasgo de cada una, la manera de dirigir los movimientos de la mano para trazar los rasgos, la orientación del tiempo y el espacio del rasgo, cuál es el tamaño de cada letra, reconocimiento de letras mayúsculas y minúsculas, ejercicios para la diferenciación y ejercitación de letras por el parecido óptico o acústico, ejercicios para el desarrollo perceptivo-motriz, ejercicios encaminados al desarrollo del lenguaje oral y al lenguaje escrito, mediante los cuales se desarrollan las habilidades necesarias para el aprendizaje y dominio de la escritura.

Partiendo de la importancia que concede Linares (1993) al desarrollo de la percepción analítica en el aprendizaje de la escritura, el programa comprende ejercicios encaminados a esta área, dirigidos a estimular y consolidar las acciones perceptuales de las cualidades de los objetos como son forma, tamaño, color, atención auditiva, procesos fonemáticos y las semejanzas y diferencias. Estas habilidades presuponen el desarrollo de la observación, del análisis, la comparación y la diferenciación como habilidades intelectuales más generales.  Las actividades que se utiliza propician que el niño se sienta motivado, se aprenda a concentrar, a dirigir su atención hacia la tarea que se le propone y lograr el desarrollo de habilidades esenciales para aprender a leer y escribir. La percepción de la forma se incluye con el objetivo de que el niño identifique figuras geométricas planas, círculo, cuadrado, triángulo y  rectángulo, así como la percepción de objetos ausentes, utilizando formas de figuras geométricas e identificando patrones de forma no geométricas en objetos de la realidad y en sus representaciones.  La percepción del tamaño se incluye para lograr la identificación de los objetos y sus representaciones atendiendo al tamaño, apreciación de longitudes para fundamentar relaciones de tamaño entre los objetos ( más largo, más corto, más alto, más bajo, grande y pequeño).  
Los ejercicios de percepción aditiva están encaminados al desarrollo de los procesos fonemáticos constituidos por el oído fonemático y la percepción fonemática, ambos procesos son fundamentales para la asimilación del aspecto sonoro del lenguaje. Las dificultades que se presenten  en el desarrollo de los procesos fonemáticos y de la atención auditiva, inciden negativamente, en la iniciación del aprendizaje de la lectura y la escritura, ya que traen consigo dificultades en la pronunciación, lo que repercute en las actividades de análisis fónico ya que para este, se necesita de una correcta pronunciación de los sonidos y palabras.  Por ello, el maestro debe dirigirse al niño de forma correcta, pronunciando correctamente las palabras, utilizando estructuras gramaticales adecuadas sin distorsionarlas, de manera que se forme en el niño patrones auditivos que contribuyan al desarrollo del lenguaje y el correcto proceso de lectura y escritura.

Los ejercicios de orientación temporoespacial tienen como objetivo ubicar las posiciones de tiempo y espacio, partiendo de la ubicación en el propio cuerpo del niño y después, la ubicación de unos objetos con respecto a otros, estos ejercicios deben cumplir con el objetivo de contribuir al desarrollo de las habilidades esenciales para aprender a leer y escribir. Se debe partir de: su propio esquema corporal, mano derecha-izquierda; pie derecho-izquierdo e ir realizando ejercicios de acuerdo a la creatividad del maestro. Ejemplo: con tu mano derecha toca tu oreja izquierda etc. Y de ahí, pasar a ejercicios en el medio externo ( delante-detrás), (arriba-abajo), localización de objetos con respecto al cuerpo etc., después se trabajará en el plano complejizando acciones al lado de, cerca de, lejos de, junto a, separado de, alrededor de, en medio de, hasta llegar al tiempo, ubicando al niño en ayer-hoy-mañana, antes, después, con actividades del cuaderno “Aprende Conmigo” y otros, que la creatividad del maestro le indique, pues estos ejercicios potencian las capacidades viso-motrices, las cuales son esenciales para el aprendizaje de estos procesos tan complicados, como la lectura y escritura.

Trabajo en el lenguaje Oral:  en esta área de conocimiento se plantea como objetivo, el desarrollo de habilidades para contribuir a la expresión oral, fluida y coherente relacionada con la vida del niño, así como la reafirmación de las habilidades para llevar a cabo el análisis de los sonidos que forman una palabra como preparación esencial para el aprendizaje de la lectura y escritura. Se plantea el desarrollo de habilidades intelectuales fundamentales tales como la observación, la descripción, análisis y desarrollo de habilidades esenciales para el trabajo docente como saber escuchar, comprender e interpretar lo que se oye, expresar verbalmente lo que ve, siente, piensa y saber responder a preguntas, así como conversar espontáneamente de lo que desee.

Trabajo en el lenguaje escrito:  las actividades que se trabajan en esta área responden, primeramente, a ejercicios de preparación para la escritura: trazos, formas, enlaces, rasgos y tendrán como objetivo preparar la mano del niño y su coordinación con la percepción visual para la adquisición posterior de la habilidad de escribir, ello presupone orientarse en la hoja de papel, con límites amplios inicialmente, y posteriormente, en los límites del pautado que utilizarán en sus cuadernos de escritura, además de desarrollar en el niño, el gusto por escribir, realizar un trabajo limpio y bonito, partiendo  de una postura correcta, así como coger adecuadamente el lápiz y valorar su trabajo. Estas actividades deben lograrse con los ejercicios del cuaderno “Aprende Conmigo”, que complementa y enriquece lo que se plantea en el programa de primer grado de la Enseñanza General (1990).

Las temáticas del programa se materializan a través de un sistema de ejercicios didácticos que conforman el cuaderno de trabajo para los niños llamado “Aprende Conmigo”. El cuaderno tiene actividades para diferentes etapas del aprendizaje de la escritura: la etapa de adquisición y la de ejercitación y consolidación, comenzando con ejercicios para el reconocimiento de las grafías y la correspondencia fonema-grafema, que constituye una vía variada y de atención diferencial a cada niño, con el objetivo de lograr una escritura correcta que le permita expresar sus sentimientos, ideas, juicios, con belleza y elegancia como factor esencial para lograr la calidad gráfica necesaria. Además, se incluyen actividades dedicadas a la ejercitación y diferenciación de las grafías con parecido óptico o acústico, se ofrece una metodología que el maestro puede utilizar para el trabajo con los rasgos, empleando historietas y rimas que motiven el aprendizaje, así como el cuaderno “Aprende Conmigo” que contiene actividades que responden a las áreas anteriormente explicadas y contiene actividades para toda la etapa preparatoria de la enseñanza de la escritura manuscrita y la de ejercitación y consolidación.

Estas actividades pueden ser utilizadas en cualquiera que sea la variante para la enseñanza aprendizaje de la lectura y escritura.  El maestro puede ajustar las exigencias psicopedagógicas presentadas, teniendo en cuenta el carácter múltiple y heterogéneo de las actividades que contiene el cuaderno “Aprende Conmigo” que se ofrecen al alumno, unido a la posibilidad de que él tenga opciones de selección individualizadas. El programa psicopedagógico complementa y enriquece el programa de Lengua Española, se sugiere utilizar sus ejercicios en el tiempo destinado a la asignatura, en dependencia de las características del grupo. El trabajo con las actividades del cuaderno puede durar de 5 a 10 minutos por días, siempre y cuando los alumnos no muestren agotamiento, además, sus actividades pueden ser utilizadas en actividades de continuidad por la auxiliar pedagógica, teniendo una duración de dos horas aproximadamente, con previa orientación y dirección del maestro.

Para la elaboración de ejercicios en cada aspecto que el programa comprende se tuvo en cuenta:

  1. Las necesidades en la escritura que presentan los niños de la muestra.
  2. Las horas clases, así como el orden de presentación de los sonidos que deben ser ajustados por el maestro teniendo en cuenta las particularidades de su grupo.
  3. Partiendo de los seis rasgos básicos, proponemos 28 combinaciones que se utilizan a través de juegos y rimas para enseñar rasgos y lograr trazos y enlaces, así como la reflexión y comunicación del alumno con la comprensión lograda a través de las rimas.
  4. Juegos para el reconocimiento de las grafías por el parecido óptico o acústico.
  5. Ejercitación variada con diferentes letras ya que es un elemento  esencial para lograr una correcta caligrafía, por lo que el maestro debe utilizar todas las posibilidades para lograrlo.

 

Consideraciones esenciales del  personal pedagógico para la aplicación del programa

  1. Lograr a través de acciones y reflexiones la implicación del niño en su propio proceso de aprendizaje convirtiéndose en sujeto activo del mismo.
  2. Establecer una relación creativa y comunicativa (maestro – alumno, alumno – alumno) caracterizada por un clima emocionalmente positivo y motivante con respecto a la individualidad.
  3. Lograr un clima de estimulación y valoración del esfuerzo y de las relaciones propias, originales, adecuadas con sentido del compañerismo, elogiando en cada momento, los esfuerzos del niño.
  4. Desplazar la atención de la evaluación al proceso mismo del aprendizaje, estimulando que el propio niño evalúe sus resultados.
  5. Actitud y disposición para el trabajo con estos niños que requieren de una atención especializada.
  6. Capacidad de observación atentiva y perceptiva.
  7. Estar capacitado para detectar, comprender y atender las necesidades educativas individuales de cada uno de estos menores.

Además, le corresponde al maestro las funciones principales de organizar, conducir y evaluar las influencias, su efecto y los problemas o insuficiencias dentro del programa, considerándose una influencia de primer orden.

 

Características del programa

Teniendo en cuenta que disponemos de una bibliografía muy limitada para el trabajo con la lectoescritura, así como la incidencia de las disgrafias en los niños con dificultades para aprender, es que elaboramos este programa que incluye:

  • Ejercicios para la percepción analítica.
  • Ejercicios para la orientación temporoespacial.
  • Ejercicios para el desarrollo del lenguaje oral.
  • Ejercicios para el desarrollo del lenguaje escrito.
  • Se incluyen actividades dedicadas a la ejercitación y diferenciación de las grafías con parecido óptico o acústico.
  • Se ofrece metodología que el maestro puede utilizar para el trabajo con los rasgos, empleando historietas o rimas que motivan el aprendizaje.
  • Un cuaderno "Aprende Conmigo" que contiene actividades para la etapa preparatoria de la enseñanza de la escritura manuscrita y la de ejercitación y consolidación.

Estas actividades pueden ser utilizadas en cualquiera que sea la variante para la enseñanza-aprendizaje de la lengua, pues es imposible en la práctica, separar la lectura y la escritura, no obstante, cada uno de estos procesos tiene sus especificidades, nosotros reconocemos esta interrelación así como la importancia de la lectura como base para el aprendizaje de la escritura, pero el estudio se centra en las particularidades que presentan los niños con dificultades para aprender en la escritura, de ahí que el maestro pueda ajustar las exigencias psicopedagógicas presentadas, teniendo en cuenta el carácter múltiple y heterogéneo de las actividades que contiene el cuaderno  "Aprende Conmigo" que se ofrecen al alumno, unido a la posibilidad de que él tenga opciones de selección individualizada.

El maestro debe conocer que:

Es un sistema de actividades psicopedagógicas que sirve de apoyo al plan temático, que responde al concepto de Lengua Española como asignatura priorizada, las actividades pueden ser ajustadas por él, teniendo en cuenta las particularidades de sus grupos.

La aplicación del programa psicopedagógico permitiría al maestro conocer:

  1. Si el niño posee predisposición para padecer dificultades en el aprendizaje.
  2. Si el niño muestra el rendimiento esperado según su edad.
  3. Si el niño posee predisposición para padecer disgrafías escolares.
  4. Si el niño muestra un rendimiento esperado según el diagnóstico que trae del grado preescolar.
  5. Si su rendimiento corresponde con una etapa inferior del desarrollo.
  6. Necesidades educativas que presenta el niño.
  7. Determinar niveles y tipos de ayuda que necesita el niño.
  8. Brinda elementos que permitan al maestro el enriquecimiento de la caracterización del aprendizaje escolar.
  9. Facilita diseñar estrategias para el aprendizaje de la lectura y escritura que se deben utilizar en niños con dificultades para aprender.

En la aplicación del programa psicopedagógico el maestro debe:

  1. Lograr, a través de acciones y reflexiones, la implicación del niño en su propio proceso de aprendizaje. El alumno es un sujeto activo del proceso.
  2. Establecer una relación creativa y comunicativa maestro-alumno (alumno-alumno) caracterizada por un clima emocionalmente positivo y motivante, con respecto a la individualidad.
  3. Lograr un clima de estimulación y valoración del esfuerzo y de las relaciones propias, originales, adecuadas, con sentido del compañerismo, elogiando a cada momento, los esfuerzos del niño.
  4. Desplazar la atención de la evaluación al proceso mismo del aprendizaje, estimulando que el propio niño evalúe sus resultados.

 

Orientaciones a la familia para apoyar el trabajo preventivo de las disgrafías escolares

Resulta de gran importancia recordarle al maestro,  que debe tener presente los preceptos de la escuela cubana actual, donde se le concede relevante importancia a la vinculación de la familia con la institución docente, y a la responsabilidad de los padres con el aprendizaje de sus hijos; por lo que se le sugiere utilice las “Escuelas de Padres”, ofrecidas por la autora de este trabajo con el objetivo de prepararlos conceptual y metodológicamente, para que puedan brindarles, la atención y ayuda necesarias en la realización de las actividades del cuaderno “Aprende Conmigo”, que sean asignadas como estudio independiente; y de esta forma se cumplirá con el enfoque psicopedagógico integral de la enseñanza.

 

Seguimiento y control de las actividades

Para valorar los resultados del aprendizaje sugerimos que el maestro evalúe las  actividades del cuaderno de ejercicios "Aprende Conmigo" u otros similares partiendo de que la evaluación es una categoría pedagógica que permite compartir criterios y con ellos trazar puntos de partida para tomar acciones correctoras con aquellos elementos, que evidencian en el niño necesidades educativas especiales, consideramos pertinente las siguientes sugerencias:

1. ¿Qué debe evaluar el maestro?

  • El desempeño diario del niño en las clases a través de la observación.
  • ¿Cómo comprende las actividades del cuaderno “Aprende Conmigo”?.
  • ¿Qué dudas plantea?.
  • ¿Qué niveles de ayuda necesita?.
  • Para evaluar el desarrollo de los factores perceptivo motrices puede auxiliarse de la revisión de libretas, para comprobar entre otros la realización de trazos y enlaces, reconocimiento de figuras y letras igual a la muestra dada, si se ajusta al renglón, si se ajusta al pautado. Es decir ajustarse al análisis cualitativo de cada una de las evaluaciones sistemáticas que midan el alcance de objetivos.

2. ¿Cómo y Cuándo evaluar?

  • De forma sistemática distintos tipos de ejercicios del cuaderno “Aprende Conmigo”.
  • Mediante la realización de controles parciales, donde evalúe, copia, transcripción y escritura de letras cursivas y manuscritas mayúsculas y minúsculas, escritura de sílabas, etc de tal forma que le permita la evaluación permanente y sistemática de (“el qué”) y (“el cómo”) está aprendiendo el niño.

La evaluación final se realizará a través de la aplicación de la batería diagnóstica para evaluar el nivel de desarrollo perceptivo motriz, con que el niño culmina el primer grado; además de la aplicación de la prueba pedagógica, las cuales miden el cumplimiento del objetivo propuesto en el programa psicopedagógico para prevenir las disgrafías escolares en primer grado.
Sugerimos al maestro no olvidar que la evaluación, por su carácter dinámico, continuo, integrador, regulador, etc, está sujeta a cambios que implican la elaboración constante de estrategias de seguimiento, lo que garantiza su carácter dinámico.

 

Conclusiones

En la realidad educativa cubana y de otros países, los debates en relación a la calidad del aprendizaje de los escolares, se vincula con la eficiencia en la enseñanza. El hecho de abrazar el enfoque preventivo desde la perspectiva educativa para la escritura en niños de primer grado con dificultades para aprender, expresa la necesidad de lograr estrategias conjuntas para la elaboración, aplicación y control de programas que permitan la prevención de disgrafías escolares en correspondencia con las condiciones psicopedagógicas y socioeducativas del menor, para la atención a la diversidad.

Nota aclaratoria: El Programa Psicopedagógico para la prevención de las disgrafías escolares y el cuaderno “Aprende Conmigo” se presentarán durante la exposición de la conferencia.
 

Bibliografía

  1. Ajuriaguerra. Dificultades y fracasos en el aprendizaje de la lengua escrita. Madrid:           [ S.N.], 1984.
  2. Alonso, Adela. Trastornos del aprendizaje: la escuela como acción. Madrid: [ S.N.], 1979.
  3. Alvarez de Zaya. La investigación científica en la sociedad del conocimiento. Conferencia I, 1998.
  4. Bell Rodríguez, R. Educación Especial: Razones, visión actual y desafío.  La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1997.
  5. Sublime profesión de amor: Educación. La Habana: Editorial Pueblo y
  6. Briccion, Carclon. Prevención y detección: Servicio a la comunidad. En: Revista de Educación Especial (Venezuela) III, No. 9. Marzo, 1982.
  7. Características psicológicas de la escritura en psicología del niño, adolescente. Océano Multimedia. Tomo 1, 1999.
  8. Didáctica de la escritura. Madrid: Ediciones Morata, 1991.
  9. Dificultades selectivas de aprendizaje: Lenguaje escrito. La Habana: Hogar de impedidos físicos y mentales “Benjamín Moreno”. Conferencia 2, 1999.
  10. Figueredo Escobar. Psicología del Lenguaje. Ciudad de la Habana. Editorial Pueblo y Educación, 1984.
  11. García, Juan. La Dislexia. En La escuela de acción.(Madrid), 1985. p. 454.
  12. García Pers, D. Didáctica del idioma español: 2da parte. La Habana: [s.a].
  13. Gastón, P.R. Metodología de la investigación educacional: 1ra Parte. La Habana: Editorial pueblo y Educación, 1986.
  14. Gessell, A. Diagnóstico del desarrollo normal y anormal del niño. 2da ed. La Habana: Edición revolucionaria, 1971.
  15. González, Osmara. El enfoque histórico cultural como fundamento de una concepción pedagógica. Conferencia. La Habana: [s.a.].
  16. González Núñez, Raquel. Orientaciones metodológicas para la enseñanza de la caligrafía. La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1985.
  17. López Hurtado, J. El carácter científico de la pedagogía en Cuba. Ciudad de la Habana: Editorial Pueblo y educación, 1996.
  18. El diagnóstico: un instrumento de trabajo en pedagogía / Josefina López Hurtado, Siverio Gómez. Cuidad de la Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1996.
  19. Luria, A. R. Introducción evolucionista a la psicología: Breviarios de conducta humana. Barcelona: Editorial Fontanella, 1980.
  20. Mirando hacia atrás. Madrid: Editorial Norma, 1979.
  21. Sobre el uso de los test psicológicos en la práctica clínica: Selección de lecturas de diagnóstico clínico. La Habana, [s.a.].
  22. Portellano Pérez, José. Disgrafia. España: Editorial Paidos, 1985
  23. Santos Fabelo, M. Batería para evaluar el nivel de desarrollo perceptivo motriz en niños con dificultades para aprender. En revista Psicología (Villa Clara), 1997.
  24. Particularidades de la escritura de los niños que cursan el primer ciclo en las escuelas de retardo en el desarrollo psíquico. U.C.L.V. Investigación, 1996.
  25. Técnicas para explorar la lectura y escritura (MAELE) en niños con dificultades para aprender. U.C.L.V.. Investigación, 1996.
  26. La utilización de la lecto escritura y la aplicación de variantes para prevenir las disgrafias escolares en niños de primer grado. En Revista Suma Psicológica (Colombia), 1995.
  27. Vigotsky, L. S. Fundamento de defectología. La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1989. Tomos 4 y 5.
  28. Vitelio Ruiz, Julio. Ortografía teórica: Prácticas con una introducción lingüística. La Habana: Pueblo y Educación, 1975.

 

Haz click aquí si quieres compartir esta página en Facebook

 

 

 


REVISA TAMBIÉN:
 
 
Free counter and web stats