Home Artículos para Educadores Un huerto en la escuela: preparación y beneficios

Síguenos en Facebook

Menú Principal

¿Quién está en línea?

Tenemos 43 invitados conectado
Un huerto en la escuela: preparación y beneficios PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 60
MaloBueno 
Fuente: www.dinosaurio.com

 

Haz click aquí si quieres compartir esta página en Facebook

 

 

El huerto escolar es un pequeño terreno donde se cultivan hortalizas y plantas para consumo de la comunidad escolar. Generalmente funciona en terrenos disponibles dentro de la escuela, pero si no los hay, se pueden utilizar balcones, azoteas, macetas o cajas.

En el huerto escolar pueden cultivarse plantas cuyas semillas, raíces, hojas o frutos son comestibles, también árboles frutales como limoneros y naranjos, si existe el espacio suficiente.

 

Pasos para construir el huerto escolar

  • Escoger el terreno que esté disponible dentro de la escuela. Preferiblemnte debe estar retirado de los árboles para que la sombra de ellos no impida el crecimiento de las plantas y hortalizas.
  • Limpiarlo eliminando cualquier material de desecho, piedras, maleza u otros.
  • Labrar el terreno, unos 20 o 25 centímetros de profundidad, utilizando implementos de labranza.
  • Desmoronar y triturar muy bien la tierra.
  • Fertilizar el terreno preferiblemente con abono natural. Es recomendable utilizar fertilizantes naturales, para evitar la contaminación de la tierra.
  • Después de que el terreno está preparado, se hacen surcos y se colocan en ellos las semillas previamente seleccionadas, dejando el espacio necesario entre ellas. (Investigar lo que necesita cada planta).
  • Regar con abundante agua pero sin excederse, de preferencia en horas de la tarde o en la mañana antes de que salga el sol.
  • Cercar el huerto para evitar daños accidentales.

Herramientas que se utilizan para el trabajo del huerto

Pala, pico, escardilla, machete, rastrillo, carretilla, manguera, tobo, cuchara, regadera, barretón, guantes.

 

Cómo sembramos en el huerto escolar

Si son granos, como el maíz o frijol, se siembra directamente en el suelo. Si es cilantro, tomate, pimentón, u otros, se hace en semilleros, para después transplantarlas a un lugar definitivo (barbacoa, suelo), cuando tengan tres a cuatro hojitas y su tallo esté bien consistente.

Es recomendable cambiar cada año el tipo de planta que se va a cultivar, proceso que se conoce como rotación de cultivos. Consiste en que un año se siembran plantas con raíces largas y otro año plantas de raíces cortas, así las capas del suelo se aprovechan y se utilizan mejor sus componentes, ya que los nutrientes se agotan cuando se mantiene por mucho tiempo el mismo cultivo. Es importante dejar descansar el suelo y abonarlo.

Ventajas del huerto escolar

Los frutos cosechados se pueden utilizar en el comedor escolar.

Los niños se encargan de cuidar del huerto y cultivar los productos. Esto es motivante y estimula la creación de un huerto en casa.

Si los productos no son utilizados en la escuela, se pueden vender en la comunidad y utilizar las ganancias para mantener el huerto y comprar materiales para la escuela.

Los niños aprenden un oficio que les puede servir para el futuro y les permite contribuir en la lucha por minimizar la contaminación, al aprender a elaborar el compostero (lugar donde se prepara el abono).

 

Haz click aquí si quieres compartir esta página en Facebook

 

 


REVISA TAMBIÉN:
 
www.eduquemosenlared.com
 
Free counter and web stats